jueves, 13 de octubre de 2016

Nueva edición de la feria "Sabor a Pan" en Mayorga

Nuestra vecina localidad de Mayorga acogerá este fin de semana una nueva edición de la Feria "Sabor a Pan".



Copiamos a continuación el programa y os invitamos a asistir a la misma, pues merece la pena:

VIERNES 14 de OCTUBRE: feria abierta entre las 16:00 y 21:00 horas
- 19:00 h. Cata de pan y queso
- 19:30 h. Talleres infantiles de panadería


SÁBADO 15 de OCTUBRE: feria abierta entre las 10:30 y 21:30 horas
- 12:00 h. Talleres infantiles de panadería
- 12:30 h. Conferencia de Joaquín Díaz "El vino siembra poesía en los corazones"
- 13:00 h. Actuación infantil
- 13:30 h. Cata de pan y vino
- 18:00 h. Talleres infantiles de panadería
- 19:00 h. Actuación infantil
- 19:00 h. Cata de pan y cerveza


DOMINGO 16 de OCTUBRE: feria abierta entre las 10:30 y 14:30 horas
- 12:00 h. Talleres infantiles de panadería
- 13:00 h. Actuación infantil
- 13:30 h. Cata de pan y aceite

Y si os desplazáis hasta la zona, podéis aprovechar para pasar por Gordoncillo (a 12 Km de Mayorga) y conocer nuestro Museo de la Industria Harinera y la interesante exposición temporal Ars Mechanicae

Un buen plan para estos días, especialmente con niños.

viernes, 7 de octubre de 2016

Maqueta de la Semana en la exposición Ars Mechanicae: construcción de una Armadura Mudéjar

6ª MAQUETA DE LA SEMANA:
Modelo de construcción de una Armadura Mudéjar

Interior de la maqueta en la exposición Ars Mechanicae [Foto: MIHACALE]
Adelantamos la fecha prevista para ocuparnos de esta magnífica maqueta debido a que su autor, Enrique Nuere, acaba de ser galardonado con el Premio Rafael Manzano de Nueva Arquitectura Tradicional 2016.

D. Enrique Nuere Matauco nació en Valencia en el año 1938. Es arquitecto por la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid desde 1962 y Doctor en Arquitectura desde 1967. Es Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), Académico Correspondiente de la Academia de San Telmo (Málaga), Académico Correspondiente de la Real Academia de San Miguel Arcángel (Santa Cruz de Tenerife), Miembro de la Academia del Partal, asociación libre de profesionales de la restauración monumental y Vocal del Patronato de la Alhambra y Generalife (1986-1995).

​Con independencia de la actividad habitual del ejercicio libre de la profesión, a partir de la investigación en 1980 sobre el manuscrito de La carpintería de lo blanco, de Diego López de Arenas, inicia su actividad restauradora del patrimonio arquitectónico monumental. Desde la década de los 80 del pasado siglo dedica mayoritariamente su actividad a la restauración monumental y a la docencia, con una especial dedicación a la carpintería histórica. Sus trabajos e investigaciones han permitido recuperar el saber sobre este tema, que se había perdido desde el siglo XVIII. Con el fin de difundir sus hallazgos y de evitar que estos conocimientos vuelvan a caer en el olvido, se ha dedicado muy activamente a la enseñanza del oficio, formando a toda una nueva generación de carpinteros de lo blanco, y ha escrito numerosos libros y artículos en los que desentraña sus antes velados principios. Entre estas publicaciones destacan: La carpintería de lo blanco. Lectura dibujada del primer manuscrito de López de Arenas (1985), La carpintería de armar española (1989, con una segunda edición revisada y ampliada en 2000), La carpintería de lazo. Lectura dibujada del manuscrito de Fray Andrés de San Miguel (1990) y Nuevo tratado de la carpintería de lo blanco, con la verdadera historia de Enrique Garavato, carpintero de lo blanco y maestro del oficio (2001).


​Entre sus trabajos de restauración, aparte de  las numerosas armaduras en iglesias y conventos por toda España, cabe destacar los siguientes:

- Las diecisiete armaduras recuperadas para el Museo Nacional de Arte Hispanomusulmán de la Alhambra.
- La armadura del Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.
- Las seis del Palacio Ducal de Pastrana.
- Las catorce del Palacio de Miguel de Mañara en Sevilla.
- Las treinta y cuatro del Palacio Buenavista de Málaga, convertido en Museo Picasso.
- Las seis del Palacio Villalón de Málaga, convertido en Museo Thyssen.

También ha realizado una importante labor diseñando y construyendo nuevas estructuras de madera tanto en edificios de nueva planta como en edificios históricos. Buenos ejemplos de ello son las nuevas armaduras de las galerías del patio del Alcázar de Toledo, la recuperación del chapitel de iglesia de La Solana, o el desmontaje, traslado e instalación posterior en el Museo del Prado de Madrid, del alfarje perteneciente al coro de la desaparecida iglesia de Santa Marina de Valencia de Don Juan (León).

Alfarje procedente de Valencia de Don Juan [Foto: Museo del Prado]
​Este trabajo le ha valido, además de ser galardonado con el Premio Rafael Manzano 2016, la obtención de un buen número de reconocimientos más entre los que pueden destacarse los siguientes: Premio de Investigación del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (1980), Premio Nacional de Artesanía y Premio Marqués de Lozoya (1981), Premio Europa Nostra por la intervención en el Convento de Santa Clara de Salamanca (1988), Premio de Investigación del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (1990), Premio Europa Nostra por la participación en la restauración del Paraninfo de la Universidad de Alcalá (1995), Premio Internacional de Investigación García Diego (2001), Premio de la Fundación Juanelo Turriano (2006) y Premio CICOP (Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio) en su modalidad “Patrimonio Arquitectónico” (2006). Ahora en 2016 recibe, por toda su trayectoria, el quinto Premio Rafael Manzano de Nueva Arquitectura Tradicional, dotado con 50.000 euros.


Vista general de la maqueta [Foto: MIHACALE]
Maqueta en Ars Mechanicae
Combinando sus dos facetas profesionales, como restaurador y como docente, Enrique Nuere creó una magnífica maqueta para la exposición Ars Mechanicae, Ingeniería Medieval en España, que como venimos diciendo se puede visitar actualmente en el MIHACALE de Gordoncillo (León) hasta el 14 de enero de 2017.

Figuración de la talla de un mocárabe [Foto: MIHACALE]
Esta maqueta reproduce con todo detalle el proceso de construcción de una iglesia mudéjar, como si se tratase de una fotografía en 3 dimensiones tomada en el siglo XV durante unas obras de este tipo que tanto proliferaron en la España de aquel momento.

Diorama de carpinteros mudéjares [Foto: MIHACALE]
Nuere detalla en un texto explicativo que la maqueta representa la construcción de una armadura de lazo, conocida popularmente como “mudéjar” y que, aunque heredada de los carpinteros nazaríes, fue ya realizada por carpinteros castellanos. A este tipo de carpintería también se denomina "de armar" o "de lo blanco".

Vista del artesonado de la maqueta desde arriba [Foto: MIHACALE]
Las armaduras de lazo supusieron una revolución técnica aplicada a la arquitectura ya que iniciaron lo que hoy conocemos como “prefabricación”. Así, permitía construir techumbres por trozos: faldones completos o divididos en módulos manejables que se podían trabajar en el suelo para mayor comodidad y luego elevar y colocar en su posición definitiva, eso sí, siendo muy precisos en cuanto a la aplicación de los diseños geométricos y las medidas.

Interior del diorama [Foto: MIHACALE]
Concretamente, la maqueta muestra cómo unos carpinteros medievales (figurillas que, como curiosidad, son unos Madelman customizados) están trabajando los últimos faldones de una armadura de lazo. Así, vemos apoyado en la pared el último faldón lateral, a su lado los pares, péndolas y limas necesarios para armar el último faldón de la zona ochavada, y sobre un banco dos carpinteros trabajando en oro faldón, teniendo en unos cestos los taujeles que luego colocarían en él.

Elaboración de taujeles [Foto: MIHACALE]
Un texto grabado en una placa metálica de la maqueta describe el conjunto que ya se puede ver en la techumbre:

“En la coronación de los muros del presbiterio de la iglesia apoyan los estribos, sobre los cuales ya se encuentran en su posición el faldón lateral izquierdo, los tres de la parte ochavada y el faldón derecho, éste a falta del último tramo. Entre ellos tan solo se han colocado las arrocabas (piezas que entre las limas simulan la continuidad de las péndolas) de la unión de los tres faldones de la zona ochavada del fondo, dejando clara la independencia del resto de módulos prefabricados, rematados en sus propias limas. Lógicamente tampoco existe el arrocabe: conjunto de tocaduras y aliceres que se colocaría al terminar el trabajo para ocultar los estribos, que es parte de la obra que ordinariamente no podemos ver.

Estructura sustentante de un artesonado de armar, según Nuere [Foto: MIHACALE]
De un extremo del almizate ya pende un racimo de mocárabes, mientras que en el banco uno de los carpinteros está terminando el segundo racimo. Las esquinas entre la armadura ochavada y el arco toral que separa el presbiterio de la nave aun sin construir, se decoran con sendas pechinas de lazo, una de ellas ya está colocada en su lugar, la otra la está prefabricando otro de los carpinteros.”

Elementos de un artesonado de armar, según Nuere [Foto: MIHACALE]
Toda esta sabia descripción se acompaña en la maqueta de dos dibujos, que indican cada una de las partes y sus denominaciones. La pieza expositiva, de grandes dimensiones, está perfectamente diseñada, pues los niños por su estatura pueden ver directamente la techumbre como si se encontraran dentro de la propia iglesia, mientras que los adultos, para evitar tener que meter la cabeza, pueden verla reflejada en un espejo situado en el suelo del templo.

Escena interior y reflejo de la techumbre [Foto: MIHACALE]
Además, la ubicación de la maqueta en el MIHACALE de Gordoncillo, permite también rodearla completamente e incluso ver desde arriba la iglesia, con la armadura mudéjar en construcción, subiendo a la escalera que comunica los espacios expositivos. Por lo tanto, se puede disfrutar al máximo de esta verdadera joya y aprender deleitándonos con ella. Aprovechamos la ocasión para felicitar a D. Enrique Nuere por su premio y agradecerle la labor que a lo largo de su vida ha dedicado a la investigación y restauración de este patrimonio.


Maqueta de E. Nuere para Ars Mechanicae en Gordoncillo (León)[Foto: MIHACALE]
Características de la Maqueta:
  • Denominación: Modelo de construcción de una armadura mudéjar de una iglesia en construción
  • Dimensiones: 1,53 m (largo) x 1,18 m (ancho) x 1,53 m (alto)
  • Escala: -
  • Materiales constructivos: madera
  • Autor: Enrique Nuere (Taujel, SL)
  • Propietario: CEDEX-CEHOPU (Ministerio de Fomento)

sábado, 1 de octubre de 2016

Maqueta de la Semana en la exposición Ars Mechanicae: campana de bronce

5ª MAQUETA DE LA SEMANA:
Elaboración de las campanas de bronce

Molde, macho y campana en la exposición Ars Mechanicae de Gordoncillo [Foto: MIHACALE]
La exposición Ars Mechanicae muestra en uno de sus cinco audiovisuales el delicado y complejo proceso de elaboración de una campana de bronce. Lo hace gracias a un vídeo grabado a los Hermanos Portilla, maestros campaneros de Gajano (Cantabria) que siguen realizando estos elementos.

Detalle de la campana [Foto: MIHACALE]
También expone una campana de bronce original, encargada expresamente por el CEHOPU y la Fundación Juanelo Turriano para la exposición Ars Mechanicae, ingeniería medieval en España, la cual podemos observar actualmente en Gordoncillo (León). Se trata de una magnífica pieza, la cual se acompaña de otras dos, macho y molde, pudiéndose visualizar así los principales pasos de su proceso de fabricación.

Firma de Abel Portilla en su campana nº 200 [Foto: MIHACALE]
En el audiovisual podemos ver como el campanero AbelPortilla y su equipo realizaron este trabajo con todo detalle. El video nos informa que el molde y macho de esta campana se hicieron en el taller cántabro de los Hermanos Portilla y que su fundición se realizó en Os de Balaguer (Gerona), localidad donde anualmente se celebra un importante encuentro de campaneros; allí se hizo el horno para la fundición de los metales.

Detalle decorativo en el asa [Foto: MIHACALE]
Así era como se elaboraban tradicionalmente las campanas, pues este era un trabajo itinerante en el cual había familias especializadas de distintas zonas y que se desplazaban por toda España. Tienen y tuvieron fama los campaneros de Saldaña (Palencia), pero especialmente reconocidos fueron y son los campaneros transmeranos cántabros, de lo cual son herederos directos los Hermanos Portilla.

Textos y elementos figurativos [Foto: MIHACALE]
Lo prueba que campaneros transmeranos, concretamente de Arnuero, fueron quienes en el año 1753 fundieron la campana más grande de España, con más de 14 toneladas, destinada a la catedral de Toledo. Cuenta la leyenda que al tañirse por primera vez en la torre, su sonido provocó la ruptura de muchos cristales en la ciudad de Toledo y que del susto “malparieron” las embarazadas toledanas.

Firma manual de Abel Portilla, bajo el sello de su taller [Foto: MIHACALE]
Actualmente, los campaneros Portilla son de los más afamados de Europa. Factura suya fue, por ejemplo, la campana que en 2004 regaló oficialmente el Gobierno de Cantabria a los Príncipes de Asturias con ocasión de su boda. Además, la gran colección de Abel Portilla ha servido para crear un Museo de la Campana en Meruelo (Cantabria): pueden descargar su folleto en PDF aquí.

Fotogramas del audiovisual que muestra cómo se realizó la campana de Ars Mechanicae

Fases de trabajo para hacer una campana
El proceso de fundición de una campana comienza con la elaboración del molde gracias a la terraja, una plantilla metálica que determinará su forma. Sobre unos puentes, se comienza a construir la muela (parte baja) juntando ladrillos que se unen con barro y paja, cosiéndose con alambre. Posteriormente se construye el macho (parte media), con medios ladrillos colocados a panderete de forma circular. Por último, se cierra la corona (parte alta) y se mantea toda la superficie mezclando barro, estiércol de caballo y paja. Se hace otro atado con alambre y se procede al secado del molde mediante fuego interior.Terminado el macho, se cubre su superficie con ceniza y se forma otra capa llamada camisa, que viene a ser un negativo de la futura campana de bronce.

Macho seccionado para ver sus distintas capas [Foto: MIHACALE]
Al molde se le aplica sebo, cera y pez, finalizando con decoraciones de cera y las inscripciones de la campana, incluyendo la firma del campanero y el año de construcción. Todas estas aplicaciones formarán relieves por medio de la técnica de la cera perdida, que es como se elaboraban las campanas. Una vez terminado se aplica la lisa, un fino recubrimiento de barro y clara de huevo. Y por encima se hace una nueva capa a base de barro y cáñamo, la cual evitará la ruptura del molde al entrar el bronce fundido.

Molde de la campana hecha para Ars Mechanicae [Foto: MIHACALE]
Como dijimos, en las edades Media y Moderna las fundiciones se realizaban a pie de torre, para abaratar costes de transporte y evitar roturas. Por ello, el oficio de campanero era itinerante. Ello obligaba a enterrar el molde y a construir hornos para cada campana, donde el bronce licuaba al alcanzar los 1.020 ºC.

Así se ha hecho en este caso, aprovechando otro encargo en la localidad gerundense de Os de Balaguer. Una vez hecha la fundición, tras 12 horas de espera ya se pudo descubrir la campana y probar su sonido.

Preciosos y minuciosos detalles decorativos [Foto: MIHACALE]
El resultado fue una preciosa campana realizada para esta exposición. Lleva diversas decoraciones en relieve, unas con motivos vegetales, otras de temática religiosa y otras varias de animales o seres inciertos que ornamentan la pieza. Por supuesto aparecen inscripciones, en este caso:

·ARS MECHANICAE·ANNO DOMINI MMVI·
·ABEL PORTILLA ME FECIT·Nº 200·
·Cuando tú mueras el viento dispersará mi canto de dolor·

Podéis ver esta bella campana en Gordoncillo (León) hasta el 14 de enero de 2017. Pocas ocasiones tenemos para observar tan de cerca y con todo detalle estos imprescindibles instrumentos que con sus sonidos marcaban la vida cotidiana de nuestros antepasados.

Campana de bronce en la exposición de Gordoncillo [Foto: MIHACALE]

Características de la Maqueta:
  • Denominación: Campana de bronce
  • Dimensiones: 0,50 m (diámetro inferior) x 0,60 m (alto)
  • Escala: real
  • Materiales constructivos: bronce
  • Autor: Hermanos Portilla
  • Propietario: CEDEX-CEHOPU (Ministerio de Fomento)