viernes, 13 de abril de 2018

Recuerdo permanente a José Ramón Ortiz del Cueto

Ser el director de un museo no solamente es lucir corbata en determinados actos institucionales. Así lo demostraba José Ramón Ortiz del Cueto y así queda reflejado en esta fotografía:



Se trata del momento del traslado desde "su" Museo Etnográfico Provincial de León (con sede en Mansilla de las Mulas) hasta "nuestro" Museo de la Industria Harinera de Castilla y León (en Gordoncillo) de una máquina aventadora. Esta pieza no tenía espacio físico en Mansilla de las Mulas y en Gordoncillo completa el discurso de un espacio dedicado al trigo. 

No fue la primera vez, ni sería la última, que José Ramón colaboró con nosotros. Ante nuestra llamada, estaba siempre dispuesto a trabajar, colaborar, apoyar, orientar... Por terceras personas hemos sabido que con nosotros no hacía una excepción, sino que se volcaba con todo aquel que le iniciase conversación relacionada con el patrimonio, la etnografía y la cultura en general.

Tras una larga enfermedad a la que quitaba importancia, el 28 de marzo pasado finalmente José Ramón nos dejó físicamente, pero su recuerdo siempre lo mantendremos vivo. 

Aquí nuestro pequeño homenaje, sumándonos al que este domingo 15 de abril le brindaremos de manera conjunta en el Museo que dirigió con tanto ahínco entre 2009 y 2018.



No hay comentarios:

Publicar un comentario